La exposición de los ojos a la máscara de pestañas, las sombras de ojos, los coloretes, bases de maquillaje, desmaquilladores y hasta los sprays para el cabello puede influir de forma directa en ellos, provocando desde sequedad ocular, inestabilidad de la lagrima, disfunción de las glándulas lacrimales, alergias e infecciones hasta dermatitis, hipersensibilidad o incluso intolerancia a la lente de contacto.

Todas las mujeres que utilizan gafas suelen hacer uso de las lentillas para ocasiones especiales. Maquillaje y lentes de contacto puede parecer una mala combinación pero siguiendo estos sencillos consejos se puede lucir un maquillaje de ojos espectacular sin que después tengamos sensación de incomodidad.

 

Maquillaje y lentes de contacto

Es hora de decir adiós a las gafas. Poder disfrutar la libertad de combinar y crear un sinnúmero de estilos de maquillaje para que resalten tus ojos.

  1. Lavar la cara y las manos correctamente. Si tienes crema u otras impurezas en tus manos, los ojos puede irritarse fácilmente y puedes acabar con infecciones graves.
  2. Ponerse lentes de contacto antes de poner cualquier maquillaje en tu rostro evitará manchar las lentillas de maquillaje y lo que es aún más importante, se verá con mayor claridad lo que estas haciendo.
  3. La mejor opción es elegir productos hipoalergénicos, libres de aceite; productos que no causen irritación en los ojos y que sean fáciles de eliminar. Aplica una crema hidratante ligera en la cara pero evita aplicar en el contorno de los ojos, ya que pueden arruinar el maquillaje y las lentes de contacto.
  4. Aplica la base de maquillaje y el polvo de la cara con cuidado, mejor con los ojos cerrados, con el fin de evitar que entren partículas debajo de las lentes. Esto provocaría una sensación de cuerpo extraño muy molesta.
  5. Es recomendable utilizar sombra de ojos líquida, pero si en tu kit de maquillaje solamente dispones de sombras en polvo, lo que puedes hacer es añadir un poco de agua o crema hidratante antes de aplicarlas sobre tus parpados, puedes hacerlo con una esponja.
  6. El rímel o mascara mejor que sea resistente al agua e hipoalergénico. Aplica con cuidado sin acercarse demasiado a la base de las pestañas.
  7. En estos casos es mejor utilizar un delineador sólido.Para no manchar las lentes de contacto y evitar irritaciones, asegúrate de no delinear en el área interior de los parpados. En esta zona, denominada borde libre, están las glándulas de Meibomio, cuya secreción es muy importante para evitar la evaporación de la lágrima.
  8. Antes de ir a la cama, quítate las lentes de contacto primero, y luego retira el maquillaje. Recuerda que tus manos tienen que estar perfectamente limpias y secas cuando se manipulan las lentes de contacto.
  9. ¡IMPORTANTE! Mantener las lentillas lejos de los esmaltes de uñas, quitaesmaltes y todo tipo de perfume, ya que puede dañar seriamente el material de las lentes.
  10. Tras sufrir una infección ocular, es imprescindible reemplazar los antiguos cosméticos para esta zona del rostro (máscara, delineador, corrector, etc.) por otros nuevos.

Según diferentes estudios las lentillas de hidrogel de silicona son más resistentes a la deposición de lípidos, su plasma proteje y prepara mejor a la lentilla para la “contaminación” exterior.

Y recuerda que ante cualquier molestia ocular, debes acudir a un profesional de la visión para que pueda asesorarte.